15 de noviembre de 2013

318/365 kazooie


Entro yo en la habitación,me cambio, me acuesto... Y el pájaro ni se inmuta. Duerme como un lirón! Ahora. Él a las 8 de la mañana canta. Como los ángeles, eso sí.
Qué dura es la convivencia con un ave, de verdad. XD