16 de abril de 2012

Dejarse llevar con el lápiz.

¿sabes cuando intentas hacer un cómic, y al cabo de las primeras páginas, 
te pones a tontear con el lápiz sin intención ninguna, 
y te das cuenta de que le da mil vueltas a tu personaje? 
Pues eso fue lo que me pasó con Sam.

Por eso es bueno coger el lápiz simplemente porque sí.

Una historia que llevo años intentando contar.
En realidad la tengo bastante abandonada. Debería retomarla.

1 comentario:

Markus San dijo...

Que pasote! *_* Me encanta como te ha quedado, este personaje está lleno de vida! Jop! Que envidia te tengo! :P Ojalá supiera dibujar asín! >_<